Puigdemont reaparece por sorpresa en Formentera

Por sorpresa y de manera fugaz se pudo ver al expresident Carles Puigdemont, comiendo un bullit de peix en un conocido restaurante del sur de Formentera el 26 de diciembre, día de San Esteban. Según hemos podido saber, el expresident de la Generalidad de Cataluña llegó sobre las 12 horas de la mañana en una embarcación de grandes dimensiones desde Marsella que fondeó en la playa de Migjorn, y mediante una embarcación auxiliar, volvió a pisar suelo español.

Tras dar un breve paseo por la playa con Toni Comín, Clara Ponsatí, Meritxell Serret – tres de los cuatro consellers que le acompañaron en su huida a Bélgica – se sentó en la mesa con familiares muy cercanos en un restaurante que ha preferido mantener el anonimato. Sí que nos confirman que fue el propio Puigdemont el que llamó horas antes para reservar una mesa en un lugar poco visible.

Carles Puigdemont en el momento en el que se marcha del restaurante

Miguel Povedilla, uno de los sorprendidos comensales que se encontraba en el restaurante pudo ver fugazmente a Puigdemont cuando éste se dirigía discretamente al aseo. A pesar de su sorpresa, lo reconoció de manera indudable “por su peinado” y pudo realizar la fotografía que, efectivamente, corrobora su presencia en la menor de las Islas Pitiusas. Miguel realizó una llamada a las autoridades para avisar a las autoridades pero asegura que cinco minutos después Carles Puigdemont se encontraba de nuevo a bordo de la embarcación.

Desde el restaurante nos confirman que el menú consistió en un bullit de peix con su tradicional arroz a banda y greixonera de postre. Sorprendió que como entrante solicitara moules et frites, un plato típico de la cocina belga al que el ex-dirigente se ha aficionado durante su estancia en el pequeño país centroeuropeo. Finalmente, y tras el postre y los cafés, Puigdemont se marchó de nuevo a su embarcación, no sin antes pagar la cuenta y dejar una propina de 250 euros.

NOTA: Si has leído hasta aquí sentimos decirte que… ¡Este artículo se escribió el 28 de diciembre de 2017! Sentimos la inocentada 😉