¿Por qué siempre nos quemamos en Formentera?

Es difícil librarse. Vamos a pasar un día en las playas de Formentera – o si somos afortunados pasamos una semana en la isla – y regresamos a casa con nuestra piel quemada. En ocasiones, la delgada línea entre lucir un bronceado envidiable o sufrir dolorosas quemaduras depende de saber por qué en Formentera el sol tiene una radiación tan potente. Incluso aunque llevemos varias semanas de verano o ya hayamos tomado algunos ‘baños de sol’, nuestra piel se ve expuesta a quemarse si pasamos unas horas en algunas calas formenterenses.

Repasamos las causas más frecuentes de que el sol nos achicharre en la menor de las Islas Pitiusas:

Arena Blanca

Si te vas a quemar, por lo menos quítate la camiseta y tendrás una color 'rojo fuego' homogéneo.

Si te vas a quemar, por lo menos quítate la camiseta y tendrás una color ‘rojo fuego’ homogéneo.

Si de algo presumen las playas de Formentera es de una preciosa arena blanca. Precisamente ése es su mayor peligro. Al igual que sucede en la nieve, el color blanco de la arena de muchas playas formenterenses (la playa de Ses Illetes puede ser uno de los más claro ejemplos) hace rebotar a los rayos de sol multiplicando su poder irradiador. Es decir, además de que el sol te golpee de forma directa, sus rayos también te llegan reflejados en la arena blanca.

Agua transparente

El agua azul y transparente de Formentera

El agua azul y transparente de Formentera

Relacionado con el punto anterior, tenemos las fantásticas aguas transparentes de la isla. El agua del inmenso mar también refleja la luz solar, así que cuando nos estemos bañando también estaremos recibiendo una alta radiación solar.

La sal sobre la piel

El Mar Mediterráneo tiene una alta concentración salina (alrededor del 36%-39%), bastante superior al Océano Atlántico por ejemplo. La sal sobre nuestra piel, y su contenido en yodo, también ayuda a que el color de nuestra piel adquiere un color más moreno.

formentera playa sol

Protegerse del sol con crema es imprescindible para lucir bronceado sin quemarse

Consejos para evitar quemarte en la playa

Como has podido comprobar, la isla de Formentera tiene muchos rasgos únicos que te permitirán obtener un moreno ideal… siempre que tomes las precauciones básicas.

  1. Recuerda ponerte protección solar media hora antes de llegar a la playa y diversas veces durante el día si vas a estar mucho rato bajo el sol.
  2. También es importante que tu cuerpo descanse quedándote algunos ratos bajo una sombrilla para evitar exposiciones muy prolongadas. Si es tu primera vez en la playa, limite el tiempo que vas a estar bajo el sol.
  3. El ‘efecto lupa’ de las gotas de agua favorece las quemaduras solares y disminuye la eficacia de los protectores solares. ¡Sécate bien después de cada chapuzón!

¡Disfruta de Formentera!