Playas de Formentera

La blancura de la arena, la limpieza del agua y la protección de las praderas de Posidonia Oceánica (planta cuyas praderas rodean Formentera y que están declaradas Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO) hacen que algunas de las mejores playas del mundo se encuentren en la isla de Formentera. Estas son simplemente algunas de los lugares recomendados para el baño, aunque seguro que en tu visita encontrarás tu rincón favorito:

Las mejores playas de la isla de Formentera

Esta pequeña isla ha conseguido convertirse en todo un reclamo turístico a pesar de sus muchas limitaciones. Su diminuto tamaño y el gasto que supone viajar hasta aquí (avión hasta Ibiza y posterior ferry) no han disminuido las ganas de visitarla. En el siguiente listado, repasamos las mejores playas y calas de Formentera. Como todos los listados subjetivos, está abierto a variaciones en función de gustos personales, por lo que te animamos a descubrir por ti mismo las playas y decidir tus rincones favoritos.

Illetes

Estos paisajes invitan a relajarse en la mesa

Estos paisajes invitan a relajarse en la mesa

Esta playa debe aparecer, por derecho propio, en primer lugar en todos los listados de playas de la isla. Illetes es una larga lengua de arena que parece querer tocar el islote de s’Espalmador. Ubicada en el interior del Parque Natural de Ses Salines (que abarca la costa sur de Ibiza y el estrecho que separa las Islas Pitiusas) es una de las playas más pintorescas de Formentera.

Platja des Arenals

es-arenals-migjorn

Se trata de una larga extensión de arena blanca y luminosa, bañada por las aguas turquesa típicas de Formentera. Es ideal para familias con niños y para personas que precisan de asistencia para el baño, ya que cuenta con pasarelas que facilitan el acceso a la arena, así como con todos los servicios (socorristas, sillas neumáticas para el baño, etc.). En la entrada hay dos zonas de aparcamiento, una asfaltada y otra no, que suelen llenarse en las horas punta, por lo que es recomendable visitarla a primera hora de la mañana o al caer la tarde. (Platja de Migjorn)

Cala Saona

Puesta de sol desde la playa

Puesta de sol desde la playa

Una de las calas más emblemáticas de Formentera y la de mayores dimensiones. Los acantilados que la protegen, tallados a navaja en la tierra de un brillante color teja, seducen a todos los viajeros. Para los amantes de la arena resulta provechoso acudir a primera hora del día, ya que muy pronto se llena de hamacas y sombrillas, que solo dejan libre un pasillo en primera línea del mar. Si no aprieta el sol, merece la pena adentrarse por un camino que se abre en la pared sur de la cala, jalonado por casetas de pescadores y que asciende hasta Punta Rasa, desde donde se dispone de unas vistas inmejorables. (ctra. de Sant Francesc Xavier a Cala Saona).

Playa de Cala Saona, en el oeste de la isla

Playa de Cala Saona, en el oeste de la isla

Platja de Migjorn

El tramo sur de la costa de Formentera, que recibe el nombre de Migjorn, es la parte menos concurrida del litoral de la isla, por lo que atrae a un gran número de bañistas que prefieren la soledad, la intimidad y la quietud que ofrece esta zona nudista. En ella se encuentran otras playas como Es Ca Marí y Ses Platgetes, todas ellas con las mismas características: arena mezclada con tramos rocosos. El oleaje arrastra hasta allí cintas de posidonia muerta, que se acumulan durante el invierno y se emplean como un excelente abono en los cultivos autóctonos. (ctra. de La Savina a La Mola, km 8,5)

Caló des Mort

calo-des-mort

Esta pequeñísima cala también merece su espacio en este listado. Se trata de una de las más bellas calitas de Formentera, pero su imagen de postal también es su ruina. Son muchos los turistas los que se acercan hasta aquí para hacer algunas fotos y bañarse en este mar de aguas azul turquesa. Por lo tanto, para disfrutar en soledad solo cabe una opción: madrugar.

Es Caló de Sant Agustí

Playa de Es Caló: poca gente, arena blanca y un azul precioso

Playa de Es Caló: poca gente, arena blanca y un azul precioso

El pequeño puerto pesquero de Es Caló se encuentra muy bien rodeado de pequeñas playas. Su imagen es encantadora, a pesar de no ser tan pintoresca como Illetes o Es Caló des Mort. Sin embargo, el mar aquí siempre se muestra limpio y transparente. Una muy buena opción para pasar el día.